28/10/09

here be dragons.



aquí
yacen dragones y una
fuerza miserable nos lleva a
rajarlos cada noche

y su belleza

se derrama formando lo que se pierde
a cada instante en este mundo


mientras tu húmeda mano
cobija el placer del puñal
bajo mi vientre


.

8 comentarios:

Bissarrie dijo...

Señor Marco, en unos días me encontrare con usted en su contexto y para ello, le tengo que pedir en encargo... Compre usted una entrada para ver a la diosa ISIS que por mi zona no se encuentra...

Céfiro dijo...

Un rayo de luz

entra cantando por la ventana
como un borracho loco
armando revuelo
en un cementerio.

Lo miro y pienso
que no son estos,
precisamente]

los mejores días
de mi vida.

marco antonio raya. dijo...

señor bizarro: ya tiene usted la entrada, a disfrutar en breve. :)

señor céfiro: muchas gracias por la visita y el cadáver exquisito .¿nos conocemos? un saludo.

rubén m. dijo...

Me encantan los últimos versos, mister Marco.

un abrazo

ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ángel dijo...

Muy buen poema. Un gusto recorrer tu perfección tan limpiamente rota.



Saludos...

María S. dijo...

Toma ya.

marcoantonioraya. dijo...

gracias ángel. es un placer saber que de vez en cuando pasas por aquí.
y gracias maría, tus exclamaciones también son un placer. :)