28/9/09

the invincible light.

.




ultramar arden de deseo todos los hombres arrancados de la tierra.
aquí
bajo las redes de esta espiga de luz abiertas tus piernas
dicen que empujaremos a dios contra las sobras correctas
encantados por la enredadera de los pulsos de la vida

ensillando los días
con cordeles de puro asombro

así dicen que caen
los muertos invencibles.










música de caspian,
fotografía de marco antonio raya.


.

6 comentarios:

Lagalita dijo...

nunca acabo de entender del todo tu poesía pero me estremece...

Lagalita dijo...

y por si no me he explicado bien, porque la palabra estremecer bien puede ser asociada a una mala sensación, quería decir que tu poesía... siempre me hace sentir algo. Siempre diferente ;)

Cocó Violante dijo...

Es que Marco Punto Raya (:P) es tan críptico y a la vez transmisor que no te escapas...

El asombro es tan necesario en el día a día...

Besitos diliáticos (¿sabes que tengo al niño muerto de "coworker"? muy fuerte...)

Cocó Violante dijo...

PD: Parnaso vive.

rubén m. dijo...

Qué bien volver a ver vivo este blog, esa interacción-cortocircuito de fotografía y palabra.

Sí que trasmiten tus escritos, en este caso la gloriosa violencia del sexo, su desafío.

un abrazo

marco antonio raya. dijo...

pues bien por el estremecimiento, gala. un besazo. :)

gracias, di. coworker? si es que el mundo es un pañuelo! parnaso still in our eyes!

y gracias rubén. es un placer la visita. y sí, desde luego es sobre la victoria del sexo, así, a mordiscos entendido. un abrazo.