9/5/11

la fértil saliva.

- · -





Piensa en un cormorán clavado en una puerta vieja y en vez de corazón tiene una pequeña botella de vidrio llena de musgo y en el centro del musgo una pequeña gota de cobre donde se ahoga la imagen congelada del sexo de un anciano: siente que es tan terrible que podría vomitar.

Una advertencia, una nota manuscrita y pegada con una costra de sangre sobre el nuevo Cristo de las aves marinas: ensucias mi nombre.

Se despeja el pelo de la frente.

Mira más allá de la ventana.

Esta puta nieve ha dejado de roncar, piensa, porque ante todo es un poeta. Y por eso, no sólo lo piensa sino que además lo dice. Esta puta nieve, desde luego, ha dejado de roncar.

Y lo siente:
es el olor de un vientre materno que respira como una carpa de circo.

Y se asegura de escribir:

la medida del tiempo es el crecimiento de insectos en tu boca.







- · -

8 comentarios:

i (latina) dijo...

Oye tú, desconocido, este texto es una barbaridad. Todo él, pero: ¿''el olor de un vientre materno que respira como una carpa de circo'', ''la medida del tiempo es el crecimiento de insectos en tu boca''? joder. En serio. Es que a veces me dejan así, tus textos, palabroteramente anonadada.

marcoantonioraya. dijo...

fantásticos pseudoinsultos de la letra cíclope. gracias, mutua desconocida. así da gusto. :)

Jonás dijo...

Bah!

marcoantonioraya. dijo...

buh!

i (latina) dijo...

Pues decía algo así como que es una barbaridad (este texto, cómo escribes). Que ''el olor de un vientre materno que respira como una carpa de circo'' y que ''la medida del tiempo es el crecimiento de insectos en tu boca'': joder. Y creo que la tónica general de mi comentario en dessaparición forzosa tenía que ver con palabrotas varias, fruto de mi profunda admiración :)

(ea, cuasi recuperado).

marcoantonioraya. dijo...

pues yo decía que muchísimas gracias i. blasfema cuanto quieras que es un gusto leerlo
:)

Carlos dijo...

Tremendo, Marco, no lo había leído. Menuda frase final...

marcoantonioraya. dijo...

gracias shulo. :)