14/4/11

to the wind.

- o -






a veces las personas se van.

mirar dentro de los pájaros.
abrir su pecho de colores con los dedos.
hurgar en sus caparazones calientes. desmenuzar
la rabia.

luego hacerlos dormir bajo la almohada. se entierran en las sábanas
y algo que sonríe. lo que los niños saben y temen.

que a veces
las personas se van.

la rabia no.

nunca.













- o -

6 comentarios:

Robert dijo...

...y a veces vuelven compañero, a veces vuelven, la rabia no, nunca...un abrazo hermano.

marcoantonioraya. dijo...

hermano robert, lo que está claro es que, por suerte, hay personas que están por encima de la literatura. tú eres una de ellas. espero que no pase más tiempo del necesario sin vernos (aunque ya sabes que estás, de alguna forma en cada DeLillo, McCarthy o Clowes).
un abrazo enorme.

i (latina) dijo...

a mí no hay nada que me cueste más asimilar. cuando se van del todo, pero del todo. asimilar que hasta yo...¡yo!...no sé cómo se hace.

marcoantonioraya. dijo...

es una lección de improvisación, supongo. la sorpresa impertinente. lo real, al fin y al cabo. tampoco tengo ni idea de cómo se hace.

un abrazo, estimada i.

Bissarrie dijo...

…a veces nunca se van.

Permanecen, parecen olvidadas cicatrices, pero sangran,
y al hacerlo, regresan
la quietud, el fuego y la alquimia.

...y la rabia.


Mientras que todo arde...
Todo, Marco, todo se quema...

marcoantonioraya. dijo...

habrá que mandarlo todo a tomar viento, biss querido. :P