1/11/10

die (größte) Kraft.



de entre todas las posibilidades imagine que se desprende una mano.

tras una breve caricia
todos los vientres tienen que luchar contra el hambre.

así
tiene la imagen del asiento de atrás de un antiguo orden.

tiene la mórbida entraña de dios colgando
de los labios.

ahora usted se ve obligado a presumir de conocer personalmente al verdugo.

sí.

eso es el deseo.




.

2 comentarios:

i (latina) dijo...

¡Diooooosssssssss!
si yo usara sombrero estaría, sin remedio, por el suelo.

marcoantonioraya. dijo...

gracias, i. tu entusiasmo es un auténtico placer. así da gusto.
:)