24/3/10

centro.


no pueden despojarle de ti

jamás

porque está escondido de la muerte en una pequeña resma de tiempo
donde caben todos los principios y está rascando con una pupila de oro hasta que te encuentra en fotografías en álbumes de hojas engastadas como luciérnagas en una sangre oscuridad como deseos de lobos en manada como bestias enormes desnudas alzando sus cuellos a la delgada luz de saturno

porque lo saben porque no pueden
porque nunca se acaban
las dos partes de un poema

si se sumergen en una isla y esa isla
está en el centro

de esta diminuta enorme
fugaz e interminable
madriguera




.