1/5/09

the inevitable fall.

.





como una luz en el techo del océano,
lo que fue desaparece.

allí donde duermen los naufragios, una vez
tus brazos.

una vez tus brazos
fueron.




.

6 comentarios:

Manolo Arana dijo...

qué bueno, rayita.

marco antonio raya. dijo...

gracias aranesco. por cierto, que me pillé su libro. gracias por escribirlo. ;)

Dargor dijo...

Que bueno es este poema en concreto. He estado cayendo por tu blog, realmente interesante.....realemente interesante.....

marco antonio raya. dijo...

gracias dargor. muchas gracias por el comentario. pásate a menudo, estás invitado a unas cañitas virtuales oscurísimas. ;)

Mia Wallas dijo...

precioso...
concretas con mucha fuerza.
lo he releído unas diez veces seguidas.
bien por tí.

marcoantonioraya. dijo...

gracias mia, un placer. :)