29/3/09

desprendiéndose.

.



el poema se extiende –inseguro-débil-obsceno-
como si acaso lo quemado estuviera vivo como si se pudiera
resucitar el recuerdo de unos labios
que sabían alargar las horas de la noche.

el poema no puede respirar en el vacío.
vagará con las palabras despren
diéndo
se
de su tronco
mientras a través de los espejos
otros se irán quedando con la nueva vida que mana
de aquellos ojos.

no hay poema capaz de hablar de lo que se perdió
cuando ganó lo triste
y dejamos de suceder.








fotografía: carnivaliaII
música: portishead, wandering stars



.

5 comentarios:

K&k dijo...

Un suspiro entre tanta respiración... imposible que no emocinarse con tus palabras, mientras de lejos suena LOL y su nuevo 1999...

marco antonio raya. dijo...

me alegro del suspiro, anónimo comentarista. :)
y gracias por el aviso, ya está sonando aquí.

un saludo.

Cocó Violante dijo...

ültimamente veo muchos metapoemas... Ars poeticas everywhere :)

marco antonio raya. dijo...

sí, violante, es como apelar a una cuarta dimensión. no sirve para nada, igualmente, pero te solazas en tu búsqueda XD

la princesa inca dijo...

dejar de suceder
dejar de suceder
dejar de suceder

eternamente