1/2/09

anaerobia.

.




devorar el velo y seguir en tus pies madre como un abandono sin final
más allá de la pausa que atraviesa esta larga carretera
tan cerca del crepúsculo que puedo sentir los dedos agudos de la sed
cada vez que mi hambre se astilla en el rumor furioso de sus nalgas
medusas al agua portadoras de certeza:
que no ha nacido aún de tu calostro la palabra
que no se desgarre en el poema.







escuchando: jacaszek
foto: anaerobia.




.

4 comentarios:

Manuela dijo...

sin aire, se merece un comentario, aunque entendamos aire por oxigeno... ese que se ha ralentizado por lo escrito

marco antonio raya. dijo...

gracias manuela. si el aire se ha ralentizado, quizá dé más tiempo para rectificar.
un saludo y bienvenida. :)

Manuela dijo...

Rectificar, tachar, cambiar,olvidar,volver, rehacer.... no se si el tiempo se merece tantas atenciones,lo que si se ve, es que debe sus variantes a la “r”, te seguiré leyendo

marco antonio raya. dijo...

así pues,
regresa cuando lo desees, manuela. un abrazo.