13/10/08

extensión del laberinto.




el laberinto se extiende más allá de las ciudades. más allá de cualquier piel que desees conocer. vasto, tramposo como un vaso de cristal para mirar estrellas, posee ciertas corrientes de agua, manantiales envenenados de los que se bebe y no se sale. uno cultiva el dolor en el laberinto, mientras las pequeñas criaturas que manan de los labios del amante acarician con sus dedos dorados los rizos de las ratas
que se detienen, suaves y adormiladas como niños, a escuchar las palabras del monstruo.
hay miles de ellas. y aún han de venir.

pero las ratas
tampoco son el laberinto.






10 comentarios:

El Niño Bizarro dijo...

Imprescindibles, tanto para perderse como para encontrarse en tu laberinto...

http://rapidshare.com/files/151069872/TPSQThprtshpqntP.rar.html

pass: lateralnoise.blogspot.com

RUSSIANNNNN!!!!!!!!!!! ^^

marco antonio raya. dijo...

desde luego, además, te reto que los escuches leyendo emigrantes de shaun tan, échale un vistazo y te lo acabarás comprando...
http://barbara-fiore.com/index.php/libros-archivos/emigrantes/

auténtico placer. una combinación absolutamente exquisita. ;)

el niño bizarro dijo...

Apuntado queda, pero quiero leerme antes dos de Palahniuk, jejeje y me ha comprado un lomo, mas maja, se llama Diana, ya la veras en barna...

Buscate "The Calm Blue Sea" no son tan oceanicos como estos, pero tambien su cosica, un abrazo Marco

marco antonio raya. dijo...

na tio, no tienes excusa que es un cómic cortito. dan ganas de ponerlo en la pared... y the calm, ya los tengo. creo que rapiñamos los mismos blogs... jeje.

txe dijo...

como el desierto, dicen

marco antonio raya. dijo...

exactamente, txe. en las afueras de todo. :)

gracias por pasarte.

tomatita dijo...

Me ha puesto a cotillear, y entre laberinto y laberinto, he visto que hablabais sobre Shaun Tan. Es un artista increíble, debería estar penado no adorarlo. Yo me enganché irremediablemente con Rabbits.
Me gusta mucho este rincón, Marco Antonio, cada dia mas.

Un cálido saludo

Anónimo dijo...

Ya tengo chapa nueva gracias a esta publicación.

marco antonio raya. dijo...

gracias tomatita. quédate entre las hojas. :)
anónimo, tú chapa, yo tatuaje.

lavando el agua dijo...

Durante algún tiempo, en la cabecera de mi cama fue creciendo un laberinto circular dibujado a lápiz. Creció hasta ser infierno. Después tuve que dejar aquella casa.
Tú soñabas con norias, leí que le decías a Fran. Igual nuestro imaginario se roza; espero que no en la herida.